Oxfam México entrega filtros en Puebla

NOTA ORIGINAL

Los sismos de septiembre no sólo provocaron daños a las viviendas, en algunas comunidades como San Miguel Tecuanipa, en Puebla, las personas además se quedaron sin agua porque los sismos provocaron derrumbes en la zona del manantial que abastece a la comunidad.

Dado que el sistema de agua se dañó, en los meses posteriores a los sismos, las autoridades municipales han surtido agua con pipas a la comunidad y diversos actores de la sociedad civil han donado agua embotellada, sin embargo, estas soluciones son temporales e insuficientes.

San Miguel Tecuanipa es una comunidad ubicada en el municipio de Tochimilco, en Puebla, lugar donde las personas enfrentan condiciones de marginación, como falta de acceso a agua potable1. De hecho, de las 18 mil personas que habitan en Tochimilco, 7 mil 200 no tenían acceso al agua antes de que sucedieran los sismos; y con los daños al sistema de agua, la situación se agravó.

 

Tras evaluar las necesidades de las personas, el equipo de Oxfam México acudió a San Miguel Tecuanipa a finales de noviembre para entregar 269 filtros, uno por cada toma de agua, con lo que se benefició a mil 473 personas. 81 filtros más serán entregados en los próximos días.

Con cada filtro, se entregó una cubeta de 20 litros, una llave para despachar el agua, una malla de tela y una jeringa para lavar el filtro.

Andrea Cháves, especialista en agua y saneamiento de Oxfam, explicó a las personas de la comunidad cómo colocar el filtro en la cubeta y cómo lavarlo para asegurar su buen funcionamiento. La manera en que funciona el filtro es reteniendo los sedimentos y las bacterias en un sistema de membranas, con lo que se obtiene agua limpia y segura para beber y cocinar

El equipo de Oxfam México también impartió un taller de saneamiento e higiene en conjunto con el Comité de Agua de San Miguel Tecuanipa para contribuir a los buenos hábitos y la prevención de enfermedades.

Ésta es sólo una de las acciones de nuestra respuesta a la emergencia en Puebla, además instalaremos sistemas de captación de agua de lluvia y rehabilitaremos soluciones de saneamiento que contribuyen a disminuir malas prácticas de higiene y riesgo de enfermedades transmitidas por vectores, como el dengue y chikungunya.

También trabajaremos protegiendo los derechos de las personas afectadas por el sismo y preparando a la comunidad ante futuras emergencias.